Dolor, Embarazo, Postparto

HEMORROIDES: LA CAUSA MÁS FRECUENTE DE DOLOR ANAL DURANTE EL EMBARAZO

¿Sabíais que una tercera parte de las mujeres pueden presentar algún síntoma de la región anal durante su embarazo o tras el parto?

El debut o el empeoramiento de la patología hemorroidal  y la formación de una fisura anal pueden manifestarse con una variedad de síntomas como dolor con la defecación, dolor o incomodidad al sentarse o al andar, escozor, picor, emisión de moco, sangrado, protrusión mucosa o hinchazón anal.

skewers-1091766_1920

Las hemorroides, también conocidas como almorranas, no son más que pequeñas varices que se sitúan en el canal anal y se producen cuando las venas situadas en la zona baja del recto o en el ano se dilatan excesivamente.

La posibilidad de sufrir un problema anal es mayor en el tercer trimestre de gestación (60-65%) e inmediatamente después del parto (35-40%).

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Las principales causas de aparición o empeoramiento de hemorroides son: el incremento de la presión abdomino-pélvica y la dificultad del retorno venoso conforme avanza la gestación y aumenta el tamaño del útero.

El sobrepeso, el estreñimiento durante la gestación, el elevado peso del  recién nacido (superior a 3800 g) y un prolongado tiempo de pujo vaginal durante el parto y, en general, un parto difícil, contribuyen a provocar cierto grado de sufrimiento anal.

Es comprensible, por consecuencia, que las gestantes con hemorroides antes de un embarazo tienen más riesgo de sufrir un empeoramiento o una complicación de su patología anal por la suma de los factores antes citados.

¿Por qué es frecuente padecer de hemorroides al final del embarazo?

El  85% de las mujeres embarazadas presentan hemorroides entre el segundo y tercer trimestre. Al avanzar la gestación, el crecimiento del útero grávido causa un incremento de la presión intra-abdominal y dificultad en el retorno venoso de la circulación, con aumento de la congestión pélvica (este mismo hecho es el que genera las varices en las piernas).

Los cambios hormonales, especialmente el incremento de los niveles de Progesterona, predisponen al estreñimiento por enlentecimiento del tránsito intestinal; por otra parte, comportan disminución del tono de la musculatura del esfínter anal y reducción de resistencia de la musculatura de la pared vascular: por consecuencia, los plexos venosos hemorroidales se debilitan, se ingurgitan con mayor facilidad y pueden sobresalir fuera del canal anal, romperse y sangrar.

Estos cambios son máximos en el tercer trimestre del embarazo y en el momento del parto o post-parto inmediato.

Los síntomas hemorroidales pueden remitir después del parto aunque no suelen desaparecer por completo: una quinta parte de las mujeres que han presentado problemas hemorroidales durante el embarazo, seguirán con síntomas.

¿Se puede prevenir?

Desafortunadamente, las causas principales, como el aumento de presión intra-abdominal y pélvica, el crecimiento uterino o los niveles hormonales durante el embarazo, no son prevenibles.

groceries-1343147_1920

Sin embargo el exceso de peso, la pre-existencia de patología anal y el estreñimiento son factores que se pueden controlar. Prueba de eso, es interesante saber que en países como India, donde la alimentación es muy rica en fibra y, por consecuencia, es poco común padecer de estreñimiento, la incidencia de patología hemorroidal durante el embarazo en inferior al 2%.

¿Parto vaginal o  cesárea?

Informadas de todo lo anterior o por experiencia propia, de un familiar o de una amiga, la conclusión a la que llegan algunas mujeres con hemorroides justo antes del parto es: “pues si voy a pasarlo tan mal… mejor cesárea!”.

La posibilidad (porque es cierto que la mayoría de las mujeres embarazadas no tienen problemas significativos) de sufrir una complicación de las hemorroides o una fisura anal aguda, no justifica en absoluto la decisión de evitar un parto por vía vaginal.

¿Qué es la trombosis hemorroidal?

La trombosis es una complicación de la patología hemorroidal que se manifiesta con intenso y persistente dolor anal asociado a la presencia de una tumefacción en el margen anal, dura o discretamente elástica al tacto, generalmente muy dolorosa a la presión.

 La trombosis de una o más hemorroides consiste en la formación de un pequeño coágulo de sangre en el interior de la hemorroide: la presión que el trombo induce debajo de la mucosa o epitelio que recubre la hemorroide es la causa del dolor. Si no se trata de forma precoz, la superficie de la hemorroide se puede ulcerar y ocasionar  sangrado que en la mujer gestante puede ser abundante por el estado de congestión venosa pélvica propio del embarazo.

Alrededor de una quinta parte de las gestantes que presentan estreñimiento pueden sufrir un episodio de trombosis hemorroidal a lo largo del embarazo, siendo más frecuente que ocurra en el tercer trimestre y en los primeros días post parto.

¿Qué puedo hacer si sospecho una complicación de mis hemorroides?

Si se trata de una simple congestión hemorroidal, la aplicación de pomadas antihemorroidales durante 2-3 días debería inducir mejoría de las molestias.

Si el dolor es muy intenso o va en aumento, puede que se trate de una trombosis hemorroidal y la aplicación de dichas pomadas no es útil: puede aliviar muy discretamente y de forma temporal el dolor pero no resuelve el problema.

Es ese caso, lo más adecuado es solicitar la valoración de un Proctólogo ya que el tratamiento más correcto y rápidamente resolutivo es quirúrgico pero mínimamente invasivo,  suele realizarse en consulta y de forma ambulatoria: consiste en abrir la hemorroide y extraer el trombo tras infiltración de anestesia local. La desaparición del dolor se produce en pocas horas tras el  procedimiento. Se trata de una pequeña intervención segura para la madre y para el feto y  que no precisa ningún tipo de monitorización. La resección de la hemorroide no es necesaria y puede posponerse tras el parto si los síntomas persisten.

Queridas amigas, suficiente por hoy… Espero haber resuelto dudas y no haber suscitado nuevas inquietudes, porque la intención es ayudaros a vivir vuestro embarazo lo mejor posible, únicamente con ilusión!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s