General, Incontinencia urinaria

VEJIGA HIPERACTIVA ¿QUÉ PUEDO HACER?

Aquí estamos de nuevo!!

Hoy con un tema de vías urinarias. Quizás un poco más técnico, pero, desde mi punto de vista, interesante para conocer nuestro cuerpo un poco mejor!

man-1337750_1280

La HIPERACTIVIDAD VESICAL O SÍNDROME DE VEJIGA HIPERACTIVA es un término no demasiado utilizado o conocido por mucha gente, pero corresponde a un problema  bastante frecuente. En un trabajo sobre la población española publicado por Castro en 2005, el 25,6% de las mujeres mayores de 40 años presentan síntomas de vejiga hiperactiva, y suele ser más frecuente a medida que aumenta la edad (34% a partir de los 75 años).

Para entender bien el problema, primero voy a intentar contaros de forma breve cómo funciona el proceso de llenado y vaciado de nuestra vejiga. A ver cómo se me da!

La vejiga es un órgano de almacenaje. Es elástica, como un globo, porque tiene una capa muscular llamada músculo detrusor. Este músculo está controlado por fibras nerviosas de la médula espinal, que a su vez devuelven la información de lo que está pasando constantemente en la vejiga, a nuestro cerebro. La información va bidireccionalmente: de la vejiga al cerebro y del cerebro a la vejiga.

Cuando la vejiga está en proceso de llenarse, el sistema nervioso central envía señales para que el músculo detrusor esté relajado y la vejiga pueda darse de sí sin dificultad. En una vejiga normal pueden caber perfectamente 500-600 ml de orina.

Pero el proceso es mucho más complejo, ya que cuando la vejiga contiene aproximadamente 300-400 ml de orina, sus paredes (que ya están bastante tensas) mandan de vuelta una señal al cerebro, que le advierte de ello y por eso nosotros empezamos a notar que tenemos algo de ganas de orinar, aguantables totalmente, en condiciones normales. A medida que la vejiga continua llenándose, la sensación de ganas de orinar se hace más intensa hasta que decidimos ir al baño.

En el momento en el que se dan las condiciones idóneas para orinar, nuestro cerebro manda una señal a nuestra vejiga, músculo detrusor se contrae y expulsamos la orina. Por tanto, el acto de orinar, es una acción voluntaria que ocurre solamente cuando nosotros decidimos.

La vejiga hiperactiva se caracteriza por un deseo repetino (urgencia urinaria) e incluso incontrolable de orinar (si es incontrolable puede generar incontinencia de orina).  Se debe a un aumento de la actividad del músculo detrusor, que se contrae involuntariamente para expulsar la orina (en condiciones normales sólo se contrae cuando voluntariamente decidimos orinar) cuando la vejiga aún no se ha acabado de llenar.

Esta contracción involuntaria e incontrolada genera, además del deseo repentino de orinar, un aumento de la frecuencia miccional (más de 6-7 veces en un día, ya que la vejiga se vacía antes de llegar a su capacidad máxima) durante el día, pero también durante la noche (nocturia).

CAUSAS

Como habéis visto, el proceso de orinar es complejo ya que en él intervienen las estructuras anatómicas de las vías urinarias, una serie de vías nerviosas y nuestro cerebro.

Sabiendo esto, cuándo nos preguntamos cuál puede ser la causa de la Vejiga Hiperactiva, podemos suponer que ésta puede ser a varios niveles:

  • de origen VESICAL (en la vejiga): infección urinaria, cálculos en la vejiga, prolapso genital (en mujeres), hipertrofia de próstata (en hombres)….
  • de origen NEUROLÓGICO: enfermedades de las vías nerviosas y/o cerebrales como los accidentes vasculares, la esclerosis múltiple, Parkison, demencias, diabetes (neuropatía diabética), lesiones medulares….

Aunque en muchos casos no se logra identificar un factor desencadenante claro. Entonces lo denominamos vejiga hiperactiva IDIOPÁTICA.

 TRATAMIENTO

El problema de la vejiga hiperactiva sin implicar gravedad, puede limitar la autonomía de las personas que la padecen, reducir su autoestima y afectar de forma importante su calidad de vida, así que vamos a ver qué medidas podemos adoptar para ayudar a nuestra vejiga a funcionar correctamente.

1- MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS

Denominamos así a los cambios que podemos realizar en nuestros hábitos para poder mejorar o eliminar los síntomas:

  • Eliminar CAFEÍNA y TEÍNA, BEBIDAS ALCOHÓLICAS y BEBIDAS CON GAS: ya que son irritantes de la vejiga
  • Eliminar ALIMENTOS PICANTES, CÍTRICOS, CACAO y EDULCORANTES ARTIFICIALES
  • CONTROLAR EL CONSUMO DE LÍQUIDOS sobretodo en la tarde-noche para evitar tener que levantarse durante la madrugada, PERO NO RESTRINGIR LA INGESTA LÍQUIDA
  • DEJAR EL HÁBITO TABÁQUICO: la nicotina es una irritante de la vejiga (por eso la asociación del tabaco con el cáncer de vejiga)
  • AUMENTAR EL CONSUMO DE FIBRA para evitar el estreñimiento
  • EVITAR EL EXCESO DE PESO

2- REEDUCACIÓN VESICAL

De esta manera queremos hacer un “reset” de la veijga para que vuelva a acostumbrarse a contener cierto volumen de orina.

Se realizan micciones programadas cada 30-60 minutos al principio y se van intentando espaciar poco a poco (por ejemplo 15 minutos cada semana) hasta conseguir que el esapcio entre micciones sea de 3-4 horas.

Los ejercicios de KEGEL (contracciones de los músculos del suelo pélvico) también ayudan

Cuando aparezca el deseo incontrolable de orinar, probad lo siguiente:

  •  RELAJAROS, RESPIRAD HONDO
  • CONTRAED Y REALAJAD REPETIDAMENTE LA MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO (como para cortar el chorro de la orina).
  • Si no desaparece  la sensación de urgencia, ID LENTAMENTE HACIA EL WC CONTRAYENDO Y RELAJANDO EL SUELO PÉLVICO.

3- TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Los fármacos para el tratamiento de la vejiga hiperactiva,  inhiben las contracciones que se producen de forma involuntaria en el músculo detrusor.

Existen varios tratamientos, según su mecanismo de acción: anticolinérgicos y b3-adrenérgicos se administran en forma de pastillas y la toxina botulínica se administra inyectada en la vejiga.

Un médico especialista os aconsejará la mejor opción según vuestra edad, síntomas o enfermedades asociadas.

4- NEUROESTIMUACIÓN DEL NERVIO TIBIAL POSTERIOR

El nervio tibial posterior se origina en las raices sacras S2 a S4, donde nacen también los nervios que controlan la actividad de la vejiga, ano y el suelo pélvico en general.

Esta técnica se basa en estimular y neuromodular el nervio tibial posterior  utilizando unos electrodos en la piel de la zona del tobillo para que a su vez se estimulen, de forma retrógrada, el resto de ramas nerviosas que nacen en el mismo sitio y que son las que más nos interesan a nosotros, ya que son las que controlan el suelo pélvico.

Espero que os haya parecido útil e interesante, y desde luego, si tenéis cualquier duda o síntoma , consultad! Todos los problemas de salud tienen mejor solución si se “pillan” de forma precoz.

1 comentario en “VEJIGA HIPERACTIVA ¿QUÉ PUEDO HACER?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s